Multimedias

  1. Video
  2. Audios
  3. Facebook
  4. Twitter
Facebook

Búscanos en Facebook

http://www.radioguaimaro.co.cu
Me gusta
Me gusta
Te gusta esto.
A ti y 377 personas más les gusta http://www.radioguaimaro.co.cu.A 377 personas les gusta http://www.radioguaimaro.co.cu.
  • Daisel Lozada Fernández
  • Nelson Rodriguez
  • Taimi Diaz
  • Seandro Primelles
  • Frank Willes Young Nieves
  • Kenia Morell Acosta
  • Rafael Angel Manreza-Alvarez
  • Lurisbel Góngora Gonzalez
  • Arelis Fillor
  • Yurina Rodriguez
  • Maite Díaz Bueno
  • Lisdey Pérez Mendoza
  • Aixa Lilian
next
prev

De Camagüey

Ratifican trabajadores de la Radio camagüeyana compromiso con la calidad

Ratifican trabajadores de la Radio camagüeyana compromiso con la calidad

Camagüey Radio Cadena Agramonte - avatar Radio Cadena Agramonte

 Camagüey, 12 feb.- Los radialistas camagüeyanos debatieron en esta ciudad las principales potencialidades, retos y... Leer más

Nacional

Cuba: un espacio para el diálogo y el intercambio de pedagogos de todo el mundo

Cuba: un espacio para el diálogo y el intercambio de pedagogos de todo el mundo

Nacional Radio Habana Cuba - avatar Radio Habana Cuba

La Habana, 12 feb.- El próximo lunes se inicia en esta capital la décima edición... Leer más

Internacional

Patriarca y Papa protagonistas de un hito histórico

Patriarca y Papa protagonistas de un hito histórico

Internacional Prensa Latina - avatar Prensa Latina

Moscú, 12 feb.- El patriarca de Moscú y de toda Rusia, Kirill, y el Sumo... Leer más

Últimos tweets

La cortesía es uno de los mejores atuendos

Buenas prácticas de Educación Formal.Ser una persona educada no se trata de dónde vives ni a qué clase social perteneces, sin embargo es como un retrato hablado de cómo eres y cómo actúas. Saber atemperarse a las circunstancias está muy bien, es una ventaja que tenemos para ¨encajar¨ según donde nos encontremos; pero saber comportarse va más allá de hacerse ¨el fino¨ o asumir una actitud plástica, es ponderar, por encima de todo, que aunque se sea pobre y sencillo, puedes pararte en cualquier lugar y compartir con cualquier tipo de persona.

 

La gente educada cabe en cualquier situación, y luce más bella y refinada, y se admira y se respeta más, aunque algunos jóvenes piensen que pueden convertirse en objeto de burla; para nada. Eso es lo que más valor te da, lo que te destaca, lo que te diferencia, el detalle por el cual puedes llegar a ser el elegido de alguien, por muy exigente que sea.

Crecimos en un país donde la educación formal ocupa la primera etapa de nuestras vidas. Desde el círculo infantil, la seño, esa segunda mamá que tenemos de niños, nos enseñan modales, a veces a través de juegos, pero nos están educando. Que si el varoncito deja pasar a la niña primero, que si no se grita, que si a las hembras no se les pega, que si en la mesa no se habla, que si no se toca lo que se mira, que si no se apunta con el dedo.

Sin embargo, es la familia la primera escuela, es allí donde vemos y escuchamos actuar a los mayores por primera vez, y donde nos permiten o nos regañan por ciertos comportamientos. El ejemplo es la primera enseñanza que les damos a nuestros hijos.

Cuando se crece, la educación formal se convierte en nuestra mejor apariencia. Los mediocres lo consideran cursi, los inteligentes lo envidian y lo veneran. La cortesía es uno de los mejores atuendos.

El muchacho que te abre la puerta y te deja pasar delante, el que te brinda el asiento, el que te ayuda a bajar del carro, el que te cede el espacio al pasar, el que acomoda el sillón para que te sientes a cenar… los galanes, compañeras, los hombres, para mí, más apuestos, y lo mejor, los que nunca pasan de moda. Lo mismo pasa con las muchachas, la más linda no es la mejor vestida, sino la que deslumbra cuando actúa.

Pero no se trata solo de la intimidad, la mejor prueba es en los espacios públicos. Esos detalles que parecen olvidados o ignorados, pero que siempre tienen un cazador a la espera, y créanme, los hay pendientes de esas cosas. Lo triste es que la mayoría de las veces somos testigos del empobrecimiento de estas normas de comportamiento social y ya no sabemos si realmente evolucionamos o si hoy somos más animales.

No permitamos que estos tiempos de post modernidad y contra culturas nos hagan tan contemporáneos que olvidemos lo realmente importante.

De qué vale tanto tiempo y dinero gastados si al final sabes mucho de Historia, Español y Matemáticas, pero no puedes abrir la boca o dar en paso en lugares públicos, porque, literalmente, ahí mismo se echa todo a perder. Abrámosle paso a las buenas conductas, desempolvemos esas normas sociales que no precisamente te hacen ver ¨a la antigua¨, sino verdaderamente, a lo que siempre vale.

Comparte esta publicación

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Curiosidades

Cibercucarachas al rescateElimine las manchas con facilidadEl maltrato infantil influye en el reconocimiento de emociones

Útiles