Log in
A+ A A-

Relato de una villa próspera y corajuda

Guáimaro fue el primer pueblo liberado del colonialismo español durante la Guerra de los Diez Años. Guáimaro resultó el primer pueblo libre de la provincia de Camagüey al estallar la Guerra de los Diez Años.

 

La villa por esa época floreciente y próspera, era un pueblo señorial, cabecera del Partido de su mismo nombre y de la que formaban parte 15 cuartones o barrios entre ellos: Guaimarillo, Blanquizal, Guayabal, Ventura, Berrocal, Yuquimos, entre otros. 

Contaba con un juez de paz o capitán pedáneo que en esa fecha era Victoriano Cabrera y una guarnición formada por 30 soldados y un oficial.

Por su posición, era un sitio importante desde el punto de vista económico y estratégico.
Estas condiciones hicieron que una partida de mambises decidiera atacar y tomar la villa.

La tropa estaba dirigida por los hermanos Arango y Luís Magín Díaz Zayas- Bazán, y de la que formaba parte, entre otros, Carlos Agüero y el posteriormente general mambí guaimareño Gregorio Goyo Benítez.

Así el 4 de noviembre de 1868, mientras los camagüeyanos se pronunciaban en Las Clavellinas,  estos patriotas emprenden la acción apoyados por los habitantes del pueblo que le habían brindado toda la información sobre las fuerzas españolas acantonadas en la villa, concluyendo en una rápida victoria mambisa.

Tal suceso convirtió al pueblo de Guáimaro, en el primero que fue liberado del colonialismo español durante la Guerra de los Diez Años.

La hazaña, este cuatro de noviembre, cumplirá 141 años.