Loguearse
A+ A A-

Guáimaro: 226 años de fundado

Bautismo de la fundación de Guáimaro. Foto: Archivo LocalFeb, 2017.- En el siglo XVIII la apropiación efectiva de la tierra en Cuba se manifestó en muchos lugares a partir de la fundación de villas y poblaciones, en Puerto Príncipe ese proceso de expansión urbana marchó muy lento y una de las primeras villas fundadas en la jurisdicción principeña fue la de Guáimaro.

Antes de llegar a villa las tierras donde se fundó la población formaron parte del Hato de Guáimaro, los que se concentraron en casas levantada “sin orden, ni concierto” en lo que entonces denominaban el ojo de Guáimaro una llanura que bordeaba el río del mismo nombre y que era atravesada por el camino Real de Cuba.

Luego aprovechando la existencia de algunas casas y familias el cura Fray Gregorio de Jesús Caballero y Miranda construyó una pequeña iglesia en el año 1789 y dos años después decidió abrir el primer libro de bautismos de personas blancas y españolas de la pequeña villa donde los nacidos allí debían ir a bautizarse en Puerto Príncipe o en Bayamo porque no estaba reconocida su identidad legal.

Fray Gregorio de Jesús Caballero y Miranda sin contar aún con la autorización del Obispo de Santiago de Cuba, ni de la vicaría de Puerto Príncipe abrió el Primer Libro de Bautismo de Personas Blancas y Españolas de la Parroquia Nuestra Señora de la Concepción de Guáimaro y ese libro quedó abierto con el bautismo del niño Andrés María Millán y de la Cruz, suceso ocurrido el 10 de febrero de 1791 y con éste acto funda una nueva villa oficialmente porque a partir de ese momento todos los nacidos en el pequeño pueblo eran legalmente guaimareños.

Así se inicia la historia citadina de esta ciudad que ahora cumple 226 años de fundada y como escribió José Martí: “Guáimaro libre nunca estuvo más hermoso que en los días en que iba a entrar en la gloria y en el sacrificio”.