Reforma Constitucional

Loguearse
A+ A A-

Nitza, entre el amor y la esperanza

  • Publicado en Locales

Nitza Núñez Vladés, poetisa guaimareña.

May, 2018.- La protagonista de esta historia reafirma en sus creaciones literarias que solo el amor hace posible la esperanza, y es que Nitza Núñez Valdés es de las poetisas que convierte sus obras en credenciales donde pervive la máxima de que nadie puede buscar su propio bien olvidando a su hermano.

Ella, la guaimareña que dedica horas y tiempo para hacer realidad sus sueños plasmados en cuentos y poemas catalogados por muchos de sus seguidores como antídotos contra el egoísmo y la falta de valores humanos, no deja de crear, escribir es su proyecto más preciado, el que dedica a adultos y principalmente a los pequeños, sí, porque a Nitza le apasionan los niños.

Una boda en Charca Dulce, es el título de su texto ya publicado, presentado en la Feria Internacional del Libro, en La Habana, el pasado año ‘2017’, proposición cuyas historias enamoran al punto de sentir que amar es lo único que puede engendrar ilusión y confianza.

Delicada de salud, fiel cumplidora de su plan médico, Nitza vive feliz acompañada de su esposo Domingo Peña, también poeta, entre ambos cultivan la pasión que nunca debe faltarle al matrimonio, animados escuchan la radio y en las noches visitan a los amigos y disfrutan el ajetrear nocturno de la ciudad que conoce sus pasos y aplaude esa fuerza de voluntad y aptitud que le han permitido ser reconocidos en el ámbito municipal, provincial y nacional.

En su historial de vida Nitza rememora con placer sus experiencias como enfermera, profesión a la que dedicó muchos años y con la que aprendió a ser más humana y solidaria. Sus aspiraciones personales son muchas, todas sencillas basadas en el deseo de desarrollar las virtudes que tanto reclama y necesita la sociedad.

Cada idea descrita en palabras pone al descubierto la única ambición de Nitza Núñez, traducida en la aspiración de inspirar y movilizar las energías de los ávidos lectores que confían en la prosperidad, sostenida por sólidos pilares morales y espirituales.

Tanto es su ímpetu por la literatura que la dulzura que emana de su corazón se adueña también de su voz, de sus diálogos, de su existencia.

Imbuida en su nuevo libro, siempre optimista y enamorada, Nitza Núñez Valdés ha hecho de la creación la norma de su vida y la alegría de saber que más temprano que tarde las bibliotecas personales y públicas contarán con muchas obras nacidas de su innegable talento.

Para la creadora integrante del taller literario municipal ‘Pablo de la Torriente Brau’, para la también representante de la vanguardia artística en la región más oriental de Camagüey, llegue en este día de mayo el humilde y sincero homenaje, merecido no sólo por educar e instruir por medio de sus mágicos poemas y cuentos, también por corroborar en sus bonitos escritos que aunque la vida de un ser humano se presente a veces como un terreno lleno de espinas, siempre hay un espacio en el que la buena semilla puede crecer.

Integrantes del Taller Literario Municipal, Pablo de la Torriente Brau, en Guáimaro.
Integrantes del Taller Literario Municipal, Pablo de la Torriente Brau, en Guáimaro.