Loguearse
A+ A A-

Nelson Mandela, líder amadísimo por los cubanos

  • Publicado en Locales

Foto:Ecured

Jul, 2019.- Pido permiso para hablar de un patriota inolvidable, para recordarlo en palabras, alma, corazón y vida. Pido me concedan un tiempo para compartir con todos una nota sencilla y a la vez profunda de afecto por el hombre que colmó de amor a miles de corazones al punto de derramar el más extraordinario de los sentimientos sobre el sentir humano del prójimo.

Hoy el mundo entero recuerda su día y una vez más pronuncia su nombre: Nelson Mandela, el Madiba de actos grandiosos, el mismo que en la solemnidad recibe la reverencia, el afecto, el vocablo que lo distingue: ¡Inmortal!  

Supo Mandela enfrentar graves acontecimientos y largos años de encierro, los que le impulsaron a congregar en su prisión la fe y la esperanza, los motivos de luchar, de no claudicar y jamás ponerse de rodillas, él conoció bien a fondo la crudeza del opresor, la ignominia de los racistas, el resentimiento de los explotadores, y supo también que ante cualquier circunstancia siempre encuentras a un ser humano que valora la máxima de saberse hermano en la batalla por libertad.

Tal parece fue Nelson Mandela el escogido para colmar a Sudáfrica de bondad, de paciencia, de perdón. El sudafricano que luchó con todas sus fuerzas contra el apartheid demostró con su resistencia que hacer realidad todo sueño a favor de los humildes no es una generosidad facultativa, sino un deber.

Hoy que escribo en honor al adalid sudafricano, el amigo de Cuba y de Fidel, el político que consiguió vencer a la desigualdad social y el racismo institucionalizado, muchas frases y anécdotas se agolpan en la memoria, en todas destaca la historia del Nelson Rolihlahla Mandela, nacido el 18 de julio de 1918, en Mvezo, Sudáfrica, el guía que soportó 27 años en la cárcel, 18 de ellos en el recinto de Robben Island y portó el número 466/64, el cual se convirtió en símbolo de su lucha por la igualdad racial.

La figura y estirpe de Nelson Mandela se rememoran en todo el orbe en la décimo octava jornada del mes de julio como la gran lección del abogado, activista contra el apartheid, político y filántropo que enseñó al universo todo que si el odio ha dado frutos amargos de muerte, habrá que encender siempre el amor, el único que puede limar asperezas, superar peligros, endulzar la vida y consolidar la paz.

El seudónimo de Madiba retorna en labios y almas a la contemporaneidad que le abraza con efusión y afecto como el Nelson Mandela amadísimo por los cubanos.  

Etiquetado como Nelson Mandela,