Loguearse
A+ A A-

Con espíritu de lucha:Un futuro mejor es posible

  • Publicado en Locales

Guáimaro, 13 sep.- La convicción profunda de resistir y vencer se multiplica por estos días en la isla mayor de las Antillas presta a enfrentar la actual problemática relacionada con la situación energética una vez más afectada por la genocida política del imperio contra Cuba empeñado en bloquear los sueños de un país que ha demostrado en todas las épocas su total perseverancia y dignidad.

Para los vecinos del comité de cuadra número tres perteneciente al Consejo Popular Guáimaro Norte, las obras y transformaciones generadas luego del triunfo de la Revolución Cubana el 1ro de enero de 1959 encarnan las anheladas aspiraciones del pueblo que hoy con más fuerza que nunca dice ¡No más bloqueo estadounidense!  

Con la incansable manía imperialista de cercar económicamente a la pequeña región caribeña las administraciones de Washington intentan hace más de cinco décadas poner freno al proyecto social elegido por los cubanos.

¨No hay dudas, la injerencia de los Estados Unidos se agudiza no solo contra Cuba, también contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, las dos naciones batallan sin claudicar, se planifican medidas y formas de actuar con el único propósito de salvaguardar la calidad de vida de sus hijos, sí, de esos hijos con memoria que saben que la convocatoria de experimentar el mañana depende mucho del presente, el mismo que hay que preservar porque retornar al pasado representaría el mayor y más imperdonable de los fracasos”, así plantea Rodolfo Esquivel Rodríguez, guaimareño estudiante del primer año de Licenciatura en Historia.

Relacionado con el tema Rosario Carmenates Quiñones, estudiante de la facultad de Derecho en la Universidad de Camagüey, destaca que a pesar de las dificultades se imponen a esta, la resistencia y los principios que durante todos estos años de Revolución han calado en los ciudadanos decididos a no dejar de escribir la historia, que es lo mismo decir, edificar la Patria.

Por estos días de septiembre y ante el llamado del mandatario Miguel Díaz- Canel Bermúdez, en el poblado protagonista de la firma de la Primera Constitución de la República de Cuba en Armas, algo queda bien claro: El nivel de unidad y cooperación se fortalece y ante los avatares, niños, jóvenes y adultos no dejan de proclamar que un futuro mejor es posible si persisten el espíritu de lucha, la honestidad y la vocación social.